CRUCE A MÉXICO – ZONA ARQUEOLÓGICA DE PALENQUE  

• 5.00 Partida hacia la frontera de Guatemala y México.
• Box breakfast en el Bus.
• Tramites en Migraciones Mexicanas para el ingreso a México.
• Box Lunch. INCLUIDO.
• Visita a la Zona Arqueológica de Palenque.
• Observaremos el Templo de la Inscripciones en el  cual está la tumba de Pacal Votan. El Palacio, el Grupo de las Cruces donde se ubican: el Templo de la Cruz, el Templo de la Cruz Foliada (o enramada) y el Templo del Sol.

• Practicaremos la entrega y la confianza.
• Alojamiento en el Hotel Misión Palenque****
• Cena libre en el centro de Palenque.*
• Pernocte en el Hotel Misión Palenque. Palenque.

 

 

 

TONINA LA PIRÁMIDE MÁS ALTA DE MÉXICO – CASCADAS DE AGUA AZUL  

• 7.00 Hs. Desayuno buffet Buffet en el Hotel.
• 8.00 Hs. Partida hacia la Zona Arqueológica de Tonina.
• Almuerzo libre en las Cascadas de Agua Azul.*
• Tiempo libre para bañarse en las Cascadas.
• Regreso al Hotel.
• Cena libre en el centro de Palenque.*
• Pernocte en el Hotel Misión Palenque. Palenque.

 

 


 

CORREDOR DE PIRÁMIDES  
• 6.00 Hs. Desayuno Box Breakfast.
• 7.00 Hs. Partida por el Corredor de Pirámides Mexicano.
• 11.00 Hs. Llegada y visita a Balamkú. La casa del Jaguar.
• Llegada y visita a Chicanná.

• Meditación Guiada por Naj Kin.
• Almuerzo libre en la laguna de Bacalar. Tiempo para bañarse.
• Llegada, alojamiento y pernocte en el Hotel Cabañas Los Lirios.*** Tulum. Frete al Mar del Caribe.
 
   
Balamkú está ubicada en la carretera Escárcega-Chetumal, conocida como “El Corredor de Pirámides”.
   Esta ciudad maya que abarca apenas un kilómetro cuadrado, es famosa por resguardar el “friso del universo”, pieza arqueológica de estuco policromado, única en la zona y con grabados estilizados e intercalados de jaguares, serpientes y un saurio.
   En esta admirable estructura se contemplan cuatro escenas que hacen referencia al orden del universo y aspectos opuestos y complementarios del Inframundo. Cada representación muestra un animal con la cabeza volteada hacia atrás. Los mascarones (cara de piedra) y los jaguares expresan la riqueza conceptual de la Tierra, y los anfibios aseguran la transición entre dos mundos.
Gracias a este monumento de más de 16 metros de longitud, el significado maya de este sitio arqueológico es “Templo del Jaguar”.

   La espesa vegetación selvática de esta ciudad sagrada, permite el contacto directo con la naturaleza al mismo tiempo que se recorre su pasado prehispánico. Esta ciudad sagrada, que en temporada veraniega posee temperatura calurosa se divide en tres grupos arquitectónicos: Sur, Central y Norte, de los cuales sólo dos se han explorado parcialmente desde 1990 que fue descubierto el sitio.
   Un edificio digno de visitar es el palacio Casa de los Cuatro Reyes, cuya denominación hace referencia a los soberanos de la ciudad.    Este templo pertenece a uno de los tres basamentos del Grupo Central, el cual estuvo coronado por el friso encontrado en 1990, y el cual se cree fue elaborado entre los años 550 y 650 D.C.
   Considerado el más pequeño de los tres y organizado en cuatro plazas, el Grupo Sur ostenta una estructura piramidal de 10 metros de altura que cuenta con una escalera. En su puerta se aprecia dos depresiones ovaladas revestidas de estuco, interpretadas como los ojos de un mascarón zoomorfo.
   Esta asombrosa metrópoli prehispánica enclavada en frondosas áreas naturales, adentra al visitante al estilo de vida y el complejo mundo conceptual de los antiguos mayas.

 

 

Chicanná es un pequeño sitio localizado en el sur de Campeche. Es notable por sus bien conservados edificios, de estilo arquitectónico Río Bec. Como en otros sitios de esta región, la mayoría de las estructuras fueron construidas en el clásico tardío. La Estructura II es la más interesante, tiene la forma de una gran máscara que tal vez simboliza a ltzamaná, el dios creador de los mayas, representado en forma de reptil.
La puerta, en cuya parte superior se encuentra una hilada de grandes colmillos de piedra, corresponde a la boca; a sus lados se muestran las fauces abiertas de una serpiente. Según la leyenda, quien entraba al edificio era tragado por el dios. La Estructura XXII conserva en su fachada los restos de la representación de grandes fauces, sobresalen en su templete superior hileras de mascarones con gran nariz retorcida.